Beneficios para el cultivo de la incorporación de restos de poda

¿Conoces los diferentes usos de los restos de poda? ¡Acompáñanos y averigua más sobre las labores agrícolas de Natural Fruit! 

 

La poda consiste en cortar y retirar parte del sistema aéreo de las plantas leñosas, y se usa principalmente para lograr que los árboles tengan una buena estructura y mejorar la ramificación y el rendimiento productivo.  

 

Es una práctica agrícola que se suele hacer anualmente en cultivos leñosos, normalmente en invierno, cuando la planta se encuentra en parada invernal o bien después de la recolección. Es importante llevar a cabo una poda cuidadosa, evitando astillar las ramas que puedan provocar roturas graves y pudriciones de la madera. 

 

Existen muchos tipos de poda según su finalidad, y también muchas formas de gestionar los restos

 

Los restos de poda son elementos complejos para manejar en cualquier explotación agrícola. Se trata de un gran volumen de ramas y hojas que no puede ser retirado de las calles del cultivo fácilmente, y que se ha convertido en una considerable problemática ambiental e incluso social. 

 

Por ello, existen distintos métodos o soluciones para reciclar estos restos, que buscan mejorar la sostenibilidad del sistema productivo y proporcionar un beneficio al cultivo y al suelo.  

 

Uno de los métodos más conocidos es el que llevamos a cabo en The Natural Fruit Company: ¡La incorporación de los restos de poda al suelo! 

 

Tradicionalmente, los restos de poda suelen ser quemados, generando un humo muy contaminante para la atmósfera y cenizas complicadas de manejar. 

 

En nuestro caso, la poda de nuestros cultivos de limón, naranja y mandarina es incorporada íntegramente al suelo, entre las líneas de árboles. Estos restos se trituran y finalmente se descomponen aportando una gran cantidad de materia orgánica al suelo.  

 

Con esto contribuimos a mejorar el balance de extracción de nutrientes que tiene el cultivo durante su desarrollo, y dotamos al suelo de los elementos que necesita para mantener una buena estructura y composición nutricional. Además, esta práctica protege el suelo de la erosión y la desecación, disminuyendo la evaporación de agua y manteniendo un nivel de humedad más estable.  

 

Mediante esta práctica, en The Natural Fruit Company buscamos dar solución a una problemática ambiental de gran importancia, y desarrollamos acciones que disminuyen la generación de gases y lixiviados contaminantes.  Así, las ramas y hojas incorporadas al suelo nos aportan los nutrientes para la aparición de otras nuevas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *